¿Porqué hay cada vez más diagnósticos de enfermedades relacionadas con el aparato digestivo, y muy concretamente con el colon? Síndrome de colon irritable, estreñimiento crónico, permeabilidad intestinal, y un largo etc…

¿Cómo la Hidroterapia de colon puede ayudar a mejorar todos estos desequilibrios?

Actualmente, los trastornos digestivos son uno de los mayores problemas que padecen las personas; y uno de los que más impacta en su calidad de vida, afectando su salud. Estos datos ya están ampliamente reconocidos por toda la comunidad científica. Para tener salud intestinal es necesario el mantenimiento de una flora adecuada, y para mantener una flora adecuada, es necesario tener un ritmo de deposiciones adecuado.

Pero existen múltiples factores que pueden afectar tanto a la flora como al buen funcionamiento del aparato digestivo, tales como una ingesta insuficiente de fibra, o bien exceso, en algunos casos de estreñimiento severo y poca ingesta de agua. Otros son una mala masticación o salivación, comidas a deshora, ritmo estresante de vida, comidas rápidas o copiosas, comidas precocinadas, ingesta excesiva de proteínas, grasas saturadas y alimentos refinados, dietas con combinación inadecuada de los alimentos, abuso de laxantes, obesidad, sedentarismo, etc.

Todos estos factores, entre otros, tienen una gran repercusión no sólo sobre el aparato digestivo, sino también sobre nuestro estado general de salud.

Últimamente han aumentado mucho los diagnósticos de síndrome de colon irritable; un diagnóstico que resulta, después de realizar los estudios oportunos, al no encontrar ningún otro dato relevante que permita diagnosticar otra enfermedad. Pero debajo de este diagnóstico de colon irritable, existe una “disbiosis intestinal” con unas diversas afectaciones como los siguientes:

Afectación específica a nivel del aparato digestivo:

• Alteraciones en la digestión de los alimentos, especialmente por alimentos parcialmente digeridos al comer con prisas y sin una buena masticación, lo que puede determinar la aparición de déficits por una mala absorción y mal aprovechamiento de los nutrientes de los alimentos; por la fermentación y putrefacción de alimentos retenidos, lo que genera una serie de síntomas digestivos como sensación de pesadez e hinchazón, sobre todo después de las comidas (distensión abdominal); dolor crónico intestinal, digestiones pesadas, eructación o flatulencias, estreñimiento o diarreas, acidez de estómago, náuseas, etc. Y lo que es peor, alteraciones del ritmo intestinal que hacen que cada vez el intestino se mueva menos llegando a perder incluso su movimiento natural para conseguir evacuar (peristaltismo) Además, puede dar lugar a carencias nutricionales que impiden gozar de una buena salud y bienestar.

• Alteraciones de la flora intestinal que pueden contribuir al desarrollo de diversos desórdenes intestinales y otras enfermedades. Entre otras funciones, la flora intestinal ayuda a digerir y absorber los nutrientes, colabora en el mantenimiento de la integridad de la pared y mucosa intestinal; evita la acumulación de sustancias tóxicas en el organismo, impide la invasión por gérmenes patógenos por lo que nos defiende frente a las infecciones intestinales, estimula el sistema inmune; produce sustancias antibióticas naturales, participa en la destrucción de compuestos tóxicos y en la eliminación de sustancias potencialmente cancerígenas, ayuda en el mantenimiento de las funciones fisiológicas del intestino, etc… Cuando existe retención de materia fecal en el colon, la flora se altera y empiezan a ocurrir esos desórdenes en el intestino grueso, dejando de producir su movimiento normal para evacuar (peristaltismo).

También puede ocurrir que por las prisas y el ritmo de vida que llevamos, muchas veces “des-oigamos” o “ignoremos” las llamadas y avisos que nos manda el organismo para indicarnos ir a evacuar, pensando: “ya iré más tarde”. Al no acudir a la llamada de la naturaleza, contribuimos a que la acumulación fecal sea mayor, y el peristaltismo decrezca, llegando al momento en el que dejamos de enviar esa llamada o aviso, y ya no tengamos deposiciones si no es con ayuda de medicación o suplementos.

A veces creemos que no padecemos de estreñimiento por ir al baño diariamente, y es posible que estemos evacuando restos de hace días, por lo que podemos tener fermentaciones o putrefacciones y no ser conscientes de ello.

-Afectación a nivel general:

Las modificaciones que pueden producir estos desordenes digestivos suelen manifestarse de forma variable a nivel de todo el organismo con síntomas como el cansancio, la fatiga muscular, malnutrición, anemia, retardo en la cicatrización de heridas, piel áspera o seca, enfermedades cutáneas (acné, dermatitis, etc.), alergias, desordenes nerviosos, infecciones respiratorias de repetición, dolores articulares, alteraciones hepáticas, dolor de cabeza, osteoporosis, trastornos del sueño, fatiga crónica, pérdida de memoria, decaimiento o pérdida de alegría, falta de fuerzas, etc.

La Hidroterapia de colon es una técnica avanzada que sirve para ayudar en los desequilibrios producidos por una conducta alimentaria poco saludable, y en la afectación específica del aparato digestivo, contribuyendo a que éste pueda realizar sus funciones correctamente; mejorando nuestra salud, no solo a nivel digestivo, sino a nivel general con todas las repercusiones en el resto del organismo; además de ayudar al saneamiento de la flora intestinal, claro. El procedimiento de la hidroterapia de colon es indoloro, relajante y efectivo. El dispositivo que se utiliza para esta técnica es esterilizado previamente a cada sesión, y los insumos son íntegramente desechables en cada persona.

La Hidroterapia de colon está indicada para afecciones del aparato digestivo tales como el estreñimiento, colon irritable, colitis, gases, divertículos (que no diverticulitis). También para los casos de parásitos intestinales,…de hecho está muy aconsejada para las personas que tienen parásitos en el intestino grueso, debido a que cuando se toman desparasitarios, las lombrices, amebas o el parásito que se muere, queda ahí hasta que se va evacuando. Y en el caso de las personas con trastornos de estreñimiento, esto puede durar mucho tiempo. Con la hidroterapia de colon los parásitos son evacuados a través del agua, y no quedan ahí los restos muertos susceptibles de fermentación o putrefacción.

La Hidroterapia colónica también está indicada para otras afecciones extra-digestivas tales como la ansiedad, estrés, irritabilidad, dolor de cabeza/migrañas, así como problemas de piel: acné, eccema, piel seca o descamativa, dermatitis, alergias, psoriasis, mejora del cuero cabelludo.

Un tratamiento de hidro produce también mejorías en enfermedades como la artrosis, osteoporosis, dolor lumbar o enfermedades reumáticas. Mejora la función de los riñones, la circulación general, y también la celulitis, en cuanto a que ayuda con la retención de líquidos en la medida que vamos desintoxicándonos. En los deportistas y atletas está muy indicada por su efecto desintoxicante, ya que influye muy directamente en los resultados atléticos.

Dentro de estas sintomatologías extra-digestivas, es fácil tener un problema digestivo encubierto sin saberlo. Si no lo tratamos a tiempo y como tal, puede no obtenerse una mejoría de dichos síntomas, a pesar de probar otros tratamientos considerados más específicos en esas afecciones concretas.

La Hidroterapia de colon también está indicada para personas sanas que quieran depurarse y realizar una desintoxicación muy completa de su organismo, ya que

en general, la Hidroterapia de colon mejora el tomo vital!.

Cómo nos ayuda?

Mediante la técnica de la hidroterapia de colon se realizan lavados profundos del intestino grueso con agua depurada sin utilización de químicos ni estimulantes, desincrustando restos adheridos a las paredes, gases, putrefacciones, etc.. limpiando la totalidad del colon y ayudando a recuperar su movimiento natural debilitado por todos los trastornos ocasionados por esos desórdenes digestivos antes mencionados.

El agua va entrando y saliendo, y la limpieza se consigue gracias a las distintas presiones y temperaturas, así como a la variación del caudal entrante, consiguiendo desprender la acumulación de materia fecal retenida. En la medida que va limpiándose, va recuperando su movimiento normal.

Hay quien opina, quizá por desconocimiento, que realizar hidroterapia de colon puede perjudicar la flora intestinal ya que el agua pueda arrasarla. Cabe decir que el aparato digestivo comienza en la boca y termina en el ano. Y creo que a todos nos parecería ilógico decir que no hay que lavarse la boca. Pues de igual manera que lavamos nuestra boca, incluso varias veces al día y con productos químicos; nuestra flora intestinal recupera su normalidad alrededor de 20 minutos después, y no se le causa ningún perjuicio. En general es al revés: las personas con síndrome de colon irritable o con cualquier otra alteración del colon suelen tener una flora bacteriana pobre o dañada. En realidad es conveniente para estas personas tomar probióticos (cuidado: los adecuados para su problema) para fortalecerla y repoblarla, pero ocurre que en la mayoría de los casos, por el mal estado de su intestino grueso, no los absorben bien y los desaprovechan. Por este motivo está muy indicado quitar restos y deshechos antiguos pegados a sus paredes y limpiar lo máximo posible para, en una segunda fase, tomar los probióticos que repoblen la flora, ayudándole a recuperar su actividad normal; además de conseguir con la hidroterapia una hidratación del colon desde el interior.

También hay quien opina que no es normal hacer lavados intestinales, sino que habría que evacuar de forma natural. Pero con ese criterio, tampoco sería normal tomar colorantes, conservantes, fertilizantes, insecticidas, medicamentos o drogas, metales, etc,…y sin embargo los tomamos. Por lo que no cabe obviarlo y esperar a que el organismo no se resienta y realice sus deposiciones con normalidad.

Por eso estamos hablando en este artículo de los cada vez más frecuentes y variados trastornos intestinales, como el síndrome de colon irritable;y es por eso que se hace evidente el requisito de una ayuda altamente indicada como la hidroterapia de colon para restablecer su función natural.

× Hablamos?